martes, 13 de enero de 2009

Hoy, martes

Hoy es martes. Un dia luminoso, frio, pero lleno de luz y sin embargo me siento prisionero. No hay rejas, solo ventanas por donde entra el sol. Estoy en zapatillas preso de mis sentimientos. Sin rumbo. Quiero salir de esta cárcel y no lo hago. "Tengo que terminar algunas cosas", me digo. Y me acuerdo de Penélope y me entra una angustia que aprieta mi garganta y el ánimo se retuerce como los hilos de una cuerda.

3 comentarios:

Mercedes dijo...

Hola, Jesús:
Me alegro que hayas abierto la puerta de tu blog. Ya verás como empieza a entrar airecito fresco que te acompaña y anima.
Un beso de invierno pasajero.
Mercedes.

El Desván de la Memoria dijo...

Una expresión realmente intensa, Jesús, muy emotiva. Espero que sea más poética que vital, aunque lo uno y lo otro van siempre tan unidos... Y deseo que mañana escribas un míércoles alegre, fuera ya de esa prisión metafórica, libre, libre, libre.

Anónimo dijo...

Querido Jesús,
Que mensaje más emotivo y conmovedor. Me doy cuenta claramente cuántos sentimientos tienes en tu corazon, cuántas palabras lindas en tu cabeza. Sabes como hilvanarlas primorosamente para llegar a los corazones de los demás
Eres afortunado, sonríe! Recibiste un regalo del Señor y lo utilizas para aquellos que buscamos lecturas que engrandezcan nuestro espíritu.
Siempre,
Gabrielam