sábado, 29 de agosto de 2009

De regreso

Patito está tumbado sobre la hierba mirando el cielo, ni le apetece nadar en el estanque, está sin hacer nada pancita para arriba y en eso llega gritando como una loca Ardilla.
Ardilla.- ¡Patito Patito!
Y Patito del susto sale disparado y se zambulle en el agua.
Ardilla.- Patito, soy yo, he vuelto.
Patito asoma su cabeza brillando con las gotas de agua
Patito.- Caramba, estoy soñando. Que lindo, sueño con Ardilla, la veo, como si estuviera aqui mismo
Ardilla.- Patito, que no es un sueño, que soy yo de verdad.
Patito.- No, no, eres un sueño.
Ardilla.- No soy un sueño, soy real. ¿Quieres que pellizque?
Patito.- No, no, eso duele.
Ardilla.- entonces sal del agua y te doy abrazo.
Patito sale del agua y se dan un gran abrazo.
Patito.- ¡Es verdad, has vuelto!
Y Patito da una voltereta en el aire. Ardilla está tan emocionada que llora y rie al mismo tiempo.
Patito.- ¿Sabes? Me gustas más que una mazorca.
Ardilla.- Y tu a mi, más que una avellana.
Patito le da un ala a Ardilla, y así, juntos, sentados a la orilla del estanque ven como se oculta el sol.

4 comentarios:

MarianGardi dijo...

Vine a saludarte patito, me alegro que sigas tus historias con ardilla, es muy linda ella.
Un abrazo

El Desván de la Memoria dijo...

Ha sido una gran alegría el regreso de Ardilla.
Gracias por compartir la buena noticia, andábamos tristes desde que supimos de su marcha.
Un abrazo,
Ramón

Carmen Andújar dijo...

Por fin se han reencontrado los dos grandes amigos, espero que tarde en marcharse.
Un abrazo

Celia dijo...

Hola Jesús. ¿En qué han quedado nuestros planes Vigueses?
Mmmmmm... Ya te he dicho que estaría encantada de colaborar de alguna forma ¿o.k.?
Un abrazo.