jueves, 30 de mayo de 2019

Un pan debajo del brazo

"Los niños vienen con un pan bajo el brazo"

Cuántas veces hemos escuchado esa frase. Sin habernos parado a pensar en su significado, la teníamos ahí, implícita, como parte de nuestra cultura refranero popular.

Se suele asociar a felicidad, a dinero, a trabajo, a suerte, y a muchas otras cosas.

Pero… ¿Sabemos el verdadero origen de esa frase?


Cada vez que una familia tiene un hijo pequeño, es una gran alegría, un motivo de felicidad para todos y desde siempre, cuando ha venido asociado a ésta frase, ha sido un signo de bonanza, de salud, de relevo generacional, y de ideas relacionadas con el cariño, el vínculo paterno-filial además de buenas noticias, incluso en el tema económico.

A pesar de que vengan más gastos a la familia, el hecho de que nazca un nuevo ser humano que será parte fundamental de la familia y que unirá mucho más los vínculos de sus componentes, es más importante que dichos gastos materiales.

Pero el verdadero origen de ésta frase viene de muy atrás, cuando los conceptos "trabajo" y"educación" tal y como los conocemos ahora no existían.

El trabajo que había era desempeñado por todos los miembros de la familia, y normalmente eran o trabajos para autoabastecerse, o trabajos muy rutinarios en los que cuanto más trabajaras, más recursos, cualquiera que fuese la forma de contraprestación de dicho trabajo, pudieras llevar a tu casa.

De ahí el origen. Cuando un hijo nacía, se incorporaba otro miembro a la familia, y como no existían las escuelas, en cuanto tuviese la edad para poder desempeñar un trabajo, el niño saldría directamente a ayudar a los demás miembros a traer recursos a casa, tenía que trabajar para la familia y así ésta dispondría de más posibilidades para, entre otras cosas, pan.

autor: el mercado de la incertidumbre.

No hay comentarios: